CHORIZO FRESCO ROJO

Elaborado con carne de cerdo y especias seleccionadas entre las que destaca el PIMENTON DE LA VERA ahumado con madera de roble o encina, que le da al embutido un sabor característico.

FORMATOS

99003 CHORIZO ROJO “bolsa 2 kg”
99703 CHORIZO ROJO “bolsa 500 gr.”
Elaborado con carnes frescas de cerdo aderezadas con pimentón de la vera, que le dá un gran aroma pero no causa acidez al comer.

99004 CHORIZO MINI “bolsa 2 kg”
99704 CHORIZO MINI “bolsa 500 gr.”

Con un atado más corto, ideal para presentarlos como aperitivo.

99113 CHORIZO MINI PICANTE “2 kg”
99713 CHORIZO MINI PICANTE “500 gr.”

Para los amantes del picante, un toque de cayena le dá un regusto a picante muy suave.

99005 CHORIZO FRESCO CHISTORRA “bolsa 2 kg”
99705 CHORIZO FRESCO CHISTORRA “bolsa 500 gr.”

Embutido en tripa de cordero que le otorga un calibre más estrecho.

99101 CHORIZO FRESCO LOMO “bolsa 2 kg”
99701 CHORIZO FRESCO LOMO “bolsa 500 gr.”
Elaborados según la receta de las matanzas caseras, con panceta y lomo que le otorga a los chorizos un sabor que no da ninguna otra pieza del cerdo.

99006 CHORIZO SARTA DULCE
99007 CHORIZO SARTA PICANTE
Con una curación de un 20 – 30 % apto para comer crudo, no desmerece asado en guisos.

 

CONSUMO

El chorizo puede encontrarse en diversas preparaciones clásicas, como producto de la matanza del cerdo:
En tapas, cortado en rodajas, frío o caliente.
Su contenido puede ser servido caliente en un plato, picadillo de chorizo, las migas o las Jijas.
En cocidos (madrileño o montañés), potajes, el podrido, el maragato, fabada y pote asturiano, lentejas, macarrones.
En preparaciones elaboradas con verduras, como sofritos.
Incluido en el pan como en el hornazo castellano, el bollo preñao, el bocadillo de chorizo o la pringá sevillana.
Sin olvidar los sabrosos huevos fritos con chorizos.